El misterioso origen del nombre de las conocidas “pisacacas”

Hoy en día, cuando hablamos de pisacacas para niños no todo el mundo sabe exactamente de lo que se trata y no precisamente por el desconocimiento del tipo de calzado sino más bien por el nombre en sí o la forma por la cual nos referimos a ellas.

Es curioso como dentro de un mismo país, como es España en este caso, existan diferentes nombres para referirse a este tipo de botas ya que, según la zona, podemos ver que hay diferencias significativas en la manera por la cual se denominan estas botas. En Asturias, por ejemplo, se les llama carapijos y en Madrid o Bilbao, se las conoce como pisacacas o pisamierdas para niños.

pisamierdas niño niña

Estas botas llevan fabricándose desde hace muchos años y se cuentan varias historias acerca de su procedencia. Algunos hablan de que se las llama pisamierdas debido a que el ejército francés las utilizó hace 250 años durante el asedio a Cádiz y casualmente, el terreno estaba ocupado por vacas y por tanto estaba minado por sus respectivos desechos orgánicos debido a las excreciones. Parece ser que los soldados franceses debieron volver a sus casas dejando el felpudo perdido y llevando consigo una dulce fragancia digna del mismísimo “eau de toilette”.

La otra historia, sigue la misma premisa en cuanto al papel que jugaron los excrementos, pero se remonta a la edad medieval, ya que este tipo de botas para niños o adultos guardan un parecido bastante significativo a las que se utilizaban en aquella época. Aquellas botas tenían una suela muy fina, lo que provocaba que el dueño de las mismas sintiese cada guijarro del camino, cada bache y como no, cada hez como si los estuviese pisando con el pie desnudo, lo cual no debía ser una sensación muy agradable que digamos.

pisacacas niño niña

A estas botas también se las conoce como botas safari, desert boots o guarritos y es un tipo de calzado todo terreno por lo que se trata de una elección muy interesante a la hora de adquirir zapatos para niños, ya que les permite correr y saltar sin problemas y con total comodidad.

Para mantener estas botas en buenas condiciones y no estropearlas hay dos opciones, la primera y más sencilla sería lavarlas con agua tibia utilizando un pañuelo para quitarles la suciedad incrustada y finalmente cepillarlas. La segunda opción sería utilizar un spray hidrófugo antes de utilizarlas de forma que las proteja de la humedad y la suciedad. Aquí os dejamos otras opciones!

carapijos niño niña

Desde Minishoes creemos que las pisacacas para niño y niña son una adquisición ideal pudiendo optar por los modelos tanto con cordones como con velcro dependiendo de si queremos primar la comodidad o inculcarles el aprendizaje de atarse los cordones por sus propios medios, ese ritual que todos pasa