8 trucos para hacer la maleta de los niños



Si no estás de vacaciones con tus niños, seguramente dentro de muy poco te tocará.  Ya nos hemos olvidado de los zapatos colegiales y toca pasar a los zapatos de verano.  En Minishoes queremos ayudarte a evitar esos momentos estresantes de preparativos antes de las vacaciones dándote unos consejos para realizar las maletas sin que se te olvide nada.

1. Antes de empezar a meter nada en la maleta, haz una lista, así sabrás lo que llevas por si se te pierde la maleta y será mucho más fácil organizar todo y descartar los típicos “Porsiacasos”

2. Usa productos desechables o plegables: cambiador, baberos, bañera hinchable… Así ocuparán menos y a la vuelta tendrás más sitio en la maleta para recuerdos y regalos. Otra opción puede ser dejar en casa la silla del niño y alquilar una en el sitio donde estemos de vacaciones.

3. Lleva ropa y zapatos fácilmente combinables entre sí. Tampoco hace falta tener un conjunto para cada día, aunque los niños se ensucian mucho siempre es fácil lavarla. Si llevas unos pepitos o merceditas de lona, aciertas seguro porque combinan con casi todo y valen para cualquier ocasión.

 

4. También hay que tener en cuenta que no hace falta llevar toda la ropa, hay que mirar antes el tiempo para poder decidir qué llevar y qué no. Lleva solo los necesarios: menorquinas, bambas, pepitos, los más cómodos para las vacaciones

5. Importante! Lleva un Kit de primeros auxilios; ya se sabe cómo son los niños, en un abrir y cerrar de ojos ya se han hecho varias heridas. Tampoco hay que olvidarse de los medicamentos que puedan necesitar; para la alergia, dolor de cabeza,..

6. Cuando llega el verano, llega el sol y con ello las quemaduras así que es imprescindible la protección solar, sombrilla o parasoles para el coche, gorras o sombreros, ropa de baño…, aunque seguramente acabes comprando allá donde vayas.

 

7. Juguetes, peluches, libros. Es buena idea llevar algún objeto para entretener a los niños para que se sientan cómodos en un nuevo lugar, algo suyo les dará confianza y familiaridad.

 

 

8. A la hora de hacer la maleta, hay que poner las cosas de más volumen: neceser y zapatos y luego la ropa. Después, ve rellenando huecos con calcetines, bañadores y cosas pequeñas. Una vez hecha la maleta, intenta pesarla sobre todo si viajas en avión, que ya se sabe que si pesa más de lo debido, toca pagar. Mejor que sobre espacio y pese menos, porque al final siempre acabamos comprando mil cosas cuando vamos de vacaciones.

 

Un consejo extra: si te sobra tiempo y tienes mucha paciencia, intenta que tu niño te ayude o esté cerca al hacer la maleta y así cuando se haga mayor la hará él solito.

 

Una vez hecha la maleta solo queda una cosa: disfrutar de las vacaciones!